Fuente: Infobae

El fenómeno meteorológico, que causó tres muertos el fin de semana, llegó a Los Cabos con fuertes vientos. Las autoridades emitieron un alerta por “potencial de tormentas muy fuertes”.

El huracán Newton tocó tierra este martes cerca del destino turístico de Los Cabos, en la costa oeste de México, con vientos de 150 kilómetros por hora, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

“Los vientos huracanados se extienden a toda Baja California,” indicó el CNH, que ubicó el huracán a unos 10 kilómetros al sudeste de Cabo San Lucas, donde se hospedan miles de turistas y se han suspendido las clases y los vuelos.

Newton se encontraba a 10 km al sur de las costas de esta popular localidad turística que ya resultó duramente afectada en 2014 por otro huracán, y se desplazaba hacia el noroeste, precisó el CNH en su último parte publicado a las 9 GMT.

Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional mexicano emitió un alerta por “potencial de tormentas muy fuertes” en el noroeste del país. “La intensidad de la tormenta puede estar acompañada de chubascos, caída de granizo, descargas eléctricas (de nube-nube o nube-tierra) y vientos fuertes que pueden originar torbellinos”, agregó.

La depresión continuará su avance debilitándose ligeramente pero seguirá siendo un huracán cuando toque el noroeste del país el miércoles por la mañana, según las previsiones del CNH.

Unos 15.000 turistas se encuentran en los municipios Los Cabos, La Paz y Loreto, dijo el secretario de Turismo estatal, Genaro Ruiz.

Habitantes de Cabo San Lucas toman precauciones por el huracán Newton (AP)
Habitantes de Cabo San Lucas toman precauciones por el huracán Newton (AP)

El fenómeno podría causar más deslaves, desbordamientos de ríos e inundaciones en ocho estados de la costa centro y norte del Océano Pacífico.

Para atender a la población más vulnerable, las autoridades instalaron 3.757 refugios temporales en Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, con capacidad para albergar a hasta 796.000 personas.

Intensas lluvias en Benito Juárez, estado de Guerrero (EFE)
Intensas lluvias en Benito Juárez, estado de Guerrero (EFE)

Como depresión tropical, Newton dejó durante el fin de semana tres muertos y al menos 800 personas damnificadas en los estados sureños de Chiapas y Guerrero (sur).

En septiembre de 2014, el balneario de Los Cabos, favorito de muchos turistas estadounidenses, sufrió el embate del huracán Odile, que dejó seis muertos y millonarias pérdidas materiales.

Y en septiembre de 2013, el azote casi simultáneo de los huracanes Ingrid y Manuel dejó 157 muertos en Guerrero, de los cuales una cincuentena fueron personas que quedaron sepultadas por un deslave en el pueblo cafetalero.

Con información de AFP y EFE

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz