La Fiscalía inició un proceso penal contra la ciudadana Sandra Ramona Casco Aponte (35) por los supuestos hechos punibles de coacción y daño a cosas de interés común. La imputación fue presentada por la fiscal Mónica Larrosa, en su carácter de interina de la Unidad Penal número 11 de Ciudad del Este.

Según el escrito fiscal, este 1 de octubre pasado, la mujer habría atropellado la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Ciudad del Este, procediendo a destruir muebles y documentos existentes en el lugar, impidiendo el normal funcionamiento de la dependencia pública.

La encausada habría actuado de esa manera, molesta porque agentes de la Policía de Tránsito aplicaron una multa a Hugo Flecha por la no utilización del cinturón de seguridad y por hablar supuestamente por teléfono mientras conducía un automóvil, de la marca Susuki Swift, de color plata, chapa BBY 960, propiedad de la hoy imputada. El rodado quedó retenido en el corralón municipal.

De igual manera, la sospechada habría coaccionado, mediante fuerza y amenaza, al director de tránsito, Carlos Florenciáñez, y otros agentes de tránsito para que le liberen el vehículo retenido.

El accionar de la procesada quedó registrado en filmaciones, que  se encuentran anexadas a la carpeta de investigación fiscal. La representante del Ministerio Público solicitó la aplicación de medidas alternativas a la prisión para la imputada y un plazo de 3 meses para la presentación del requerimiento conclusivo.