El embajador paraguayo en Brasil, Manuel María Cáceres, pidió al gobernador del Estado de Paraná, Beto Richa, intermediar con el Gobierno Federal para liberar los 60 millones de reales necesarios para iniciar la obra del segundo puente sobre el rio Paraná. El costo total previsto para el Estado brasileño es de cerca de 250 millones.

Fue durante la reunión que mantuvo este martes con Richa, en el Palacio Iguazú de la ciudad de Curitiba.

Cáceres recordó que todos los trámites medioambientales están concluidos y que el Paraguay se encuentra expectante y listo para iniciar las obras de la margen derecha de acceso a la cabecera del puente en territorio paraguayo.

En ese sentido, mencionó el interés mutuo que existe en la agilización del comercio entre ambos países, y en particular, con los sectores económicos del Estado de Paraná, informó la Cancillería paraguaya.

Richa coincidió en que el segundo puente será de suma importancia para ambas partes, por lo que se comprometió a llevar la cuestión al ministro de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, y a la bancada federal de Paraná en el Parlamento.

La idea es que el tráfico pesado sea reconducido a este segundo puente, y mantener el Puente de la Amistad solo para el tráfico liviano entre ambas márgenes.

 En el encuentro, el jefe de la misión diplomática estuvo acompañado por el cónsul general del Paraguay en Curitiba, Salvador Meden, y el primer secretario de la Embajada del Paraguay en Brasil, Rodrigo Velázquez. Participaron también de la reunión, por parte brasileña, José Richa, secretario de Infraestructura y Logística del Estado de Paraná y el superintendente del Departamento Nacional de Infraestructura y Transportes (DNIT), José da Silva Tiago.

AGENCIA IP 

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz