La tristeza crónica mata. Y si eres joven o adolescente aún más. El suicidio es la segunda causa de muerte juvenil mientras que la depresión es la primera causa de enfermedad y discapacidad entre los adolescentes según la Organización Mundial de la Salud. La depresión es la enfermedad a la que se dedica toda la atención del Día Mundial de la Salud 2017, que se celebra este viernes 7 de abril.

Si existe una verdadera enfermedad silenciosa es la depresión. En muchas sociedades sigue siendo tabú y el individuo no solo tiene que combatir la enfermedad en sí, sino también el estigma asociado a ella.

A nivel país, noventa hospitales del Ministerio de Salud cuentan con el servicio de atención a la salud mental, integrado por profesionales psicólogos y psiquiatras, quienes en la práctica, son referentes para la atención de los trastornos de conducta, víctimas de violencia intra familiar, orientación y consejería de adolescentes y jóvenes, además de la asistencia clínica en torno a trastornos de salud mental y dificultades emocionales.

En estos consultorios de atención a la salud mental, el motivo de consulta encabeza la depresión, seguido por diversos tipos de trastornos de ansiedad y de aprendizaje.

El Ministro de Salud en una extensa nota escribió cuanto sigue: “Instamos a las personas a hablar del tema, para que más afectados por la depresión busquen y obtengan ayuda.  Recordemos que este padecimiento provoca angustia mental y afecta la capacidad de las personas de llevar a cabo incluso las tareas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre la familia y los amigos, incluso sobre la capacidad de ganarse la vida. Una alimentación sana, la realización de ejercicios físicos de manera cotidiana y compartir momentos de recreación y esparcimiento con los seres queridos son pilares fundamentales para prevenir y/o superar este padecimiento.

El compromiso de los más de 37 mil funcionarios, entre ellos médicos, enfermeras, personal administrativo y de apoyo, ubicados a lo largo y ancho del país, es cada día más firme, teniendo como mapa el acceso y la cobertura universal en salud. “Con reingeniería y eficiencia administrativa, en 44 meses de trabajo invertimos 2,3 billones de guaraníes en la compra de insumos y medicamentos, así como en la adquisición de equipos biomédicos de última generación, siendo la inversión más importante de los últimos 10 años en Salud Pública”.