La fiscal Liliana Denice Duarte, de la Unidad Penal de turno, imputó a José Ramón Resquín Caballero (34) por la supuesta comisión de los hechos punibles contra la vida (aborto) y contra el estado civil, el matrimonio y la familia (violencia familiar). De igual forma, solicitó la prisión preventiva del sospechado, quien se encuentra privado de su libertad en sede policial. El hombre está sindicado de haber agredido brutalmente a su concubina Blanca Marisol González Acosta, quien se encontraba con 5 meses de gestación y a consecuencia de los golpes sufridos se produjo la muerte fetal.

La agresión sucedió este 17 de abril último, a las 14:00 aproximadamente, en el interior de un inquilinato en el sector I del barrio San Rafael de Ciudad del Este. En la oportunidad, Resquín Caballero habría propinado varios golpes, en distintas partes del cuerpo, a la mujer. Tras el ataque criminal, la víctima fue socorrida y traslada de urgencia hasta el Hospital de Traumas de la capital del Alto Paraná, donde se constató el deceso del feto.

Tras la denuncia, una comitiva fiscal se constituyó hasta el centro asistencial, ocasión en que se constató la gravedad del estado de salud de la víctima por los golpes recibidos. Según el diagnóstico de la médica forense del Ministerio Público, y conforme con los resultados laboratoriales, Blanca Marisol presenta un “cuadro infeccioso agudo con comprometimiento grave de su estado general”.

A su vez, agentes policiales de la zona procedieron a la aprehensión del presunto agresor. En base a los elementos de convicción, la fiscal Liliana Denice Duarte determinó el procesamiento del supuestos autor de los hechos punibles y requirió su encarcelamiento. Resquín Caballero permanece recluido en la Jefatura de Policía de Alto Paraná, a cargo del Juzgado Penal de Garantías.

Procesan a joven que intentó meter droga a la cárcel regional

La Fiscalía Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico, a cargo de Manuel Rojas Rodríguez, requirió la prisión preventiva de Diego Armando Maciel Ayala (18), a quien imputó por tenencia sin autorización de sustancias estupefacientes y tentativa de suministro sin autorización de sustancias estupefacientes en lugares de prisión.

El sospechado fue aprehendido este 18 de abril último, a las 14:20 aproximadamente, en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, en el momento en que intentaba introducir drogas al recinto penitenciario. Del poder del joven fueron requisados 591, 5 gramos de marihuana, que llevaba entre pan y comida (fideo tallarín) en un táper.

El joven, según la investigación, tenía la intención de entregar la droga a un recluso para su posterior comercialización dentro del penal. Tras la incautación, los guardiacárceles dieron participación a agentes del Departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional, quienes se encargaron de recoger la evidencia.

El fiscal Rojas Rodríguez presentó la imputación contra el sospechoso, además solicitó su prisión preventiva. Igualmente, el representante del Ministerio Público pidió tres meses de plazo para la presentación del requerimiento conclusivo.