Se trata de la empresa de seguridad privada Mayor JR. que no se encuentra habilitada para operar en el área. No estaba autorizada por el Ministerio del Interior, ni Delitos Económicos. Tampoco cuentan con registro en Dimabel de las armas que portan los guardias de seguridad a disposición de la mencionada empresa.

La intervención estuvo a cargo del departamento de Delitos Económicos y fue realizada en la casa de cambios Yrendague, donde prestaban servicio los guardias.

“La empresa no está constituida, portan armas de fuego sin tener la acreditación correspondiente. Hay armas que están registradas a nombre de tercera personas y otras que no están registradas. La empresa es Mayor JR. es ficticia porque no figura en los papeles” refirió el Oficial Grance, jefe de la Regional de Fiscalizaciones de Delitos Económicos.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz