REGIONALES

Dictan prisión de abogado por desacatar orden judicial

Publicado hace

día

El fiscal Guillermo Ortega imputó al abogado Ángel Erico Ramírez por la supuesta comisión de los hechos punibles de coacción, violencia familiar y desacato a una orden judicial. De igual modo, el representante del Ministerio Público requirió la prisión preventiva del profesional del foro, quien se encuentra recluido en la sede la Dirección de Policía de Alto Paraná, a disposición del Juzgado Penal de Garantías.

Según la investigación, este 13 de marzo último, a las 19:15 horas aproximadamente, Ángel Erico fue hasta la casa de su exesposa, la también abogada Norma Beatriz Báez Santacruz, en el kilómetro 16 Acaray de Minga Guazú, a bordo de su automóvil Mecedes Benz, de color rojo, con matrícula BAJ. Al verlo, la dueña de casa le reclamó su presencia en el lugar, considerando que el mismo posee una orden judicial de prohibición de acercamiento, conforme al oficio de fecha 27 de febrero del 2018, emanada por el Juzgado de Paz de Minga Guazú.

Ante tal circunstancia, la mujer pidió a su hijo que filmara con su teléfono celular lo sucedido y ante esta acción el abogado comenzó a agredir a su hijastro, quien sufrió lesiones en sus brazos y cuello, conforme el diagnóstico médico. Luego, Ángel Erico Ramírez abordó nuevamente su rodado, siendo rodeado por agentes policiales que fueron alertados sobre la situación. Finalmente, el hombre fue reducido y ahora está procesado por los tres hechos punibles.

Con anterioridad, el fiscal Miguel Ángel Alvarenga había imputado por violencia familiar al profesional del derecho, tras una denuncia presentada por su esposa. La mujer declaró que desde que se unió en matrimonio con Erico Ramírez sufrió maltratos físicos y sicológicos, que se convirtieron en una constante amenaza para su vida y de sus hijos menores de 5 y 9 años.

Manifestó que para evitar las agresiones solía abandonar la vivienda familiar y refugiarse en las casas de sus hermanos, pero el hombre no dejaba de atacarla con improperios por teléfono, incluso la atropellaba sin importar el lugar donde se encuentre. Añadió que el agresor solía referirse a su persona en forma denigrante, tratando de degradar su condición de mujer.

La última agresión ocurrió en marzo del año pasado, oportunidad en que Erico Ramírez supuestamente sujetó del cuello a Norma Beatriz Báez y le rasuró la cabeza. Luego, la obligó a sentarse en la vereda de su casa y seguidamente le tomó imágenes fotográficas para exponerla a la burla de su familia y de la sociedad, según sostiene la imputación.

Tras su procesamiento, el encausado fue remitido a prisión, aunque luego obtuvo medidas menos gravosas y ahora nuevamente la Fiscalía requirió su encarcelamiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leidas

Salir de la versión móvil