REGIONALES

Concejales de Franco y CDE rifan autorizaciones para la instalación de surtidores, en forma ilegal

Publicado hace

día

Los casos más sonados van sucediendo en Ciudad del Este y Presidente Franco. En las últimas semanas, las Juntas Municipales de ambos municipios emitieron varias resoluciones aprobando la instalación de estaciones de servicios, violando todas las normas vigentes en la materia pero llamativamente con dictámenes favorables en las comisiones que tenían que defender los intereses de los vecinos.

En todos los casos, la sombra de la COIMA está presente, siendo en los últimos tiempos moneda común ver cómo se yerguen las edificaciones sin cuidar las normas de Medio Ambiente para proteger la integridad, la salud, y los intereses del resto de la población. Ayer, la Junta Municipal de Ciudad del Este debía tratar de nuevo la habilitación de uno de ellos sobre la avenida Perú.

Sin embargo, llamativamente no hubo “acuerdo” entre concejales de la oposición, y se cajoneó el pedido de José Ullón Soria. El surtidor está en un lugar prohibido a una distancia muy cercana a otro local similar, pero los ediles opositores ya habrían acordado hace rato dar curso al pedido. El emprendimiento sería de la familia Soria, actual intendente de Itakyry, y su padre.

De acuerdo a los datos a los que accedieron periodistas de Concierto, el clan Zacarías prácticamente “liberó” a los opositores la decisión de autorizar la instalación de estaciones de servicios, a cambio de aprobar otras licitaciones que son de interés de la jefa comunal y su familia. Las coimas que estarían cobrando los concejales de Ciudad del Este por cada resolución, van de los 4.000 a los 8.000 dólares cada uno, según las mismas fuentes.

En el caso de Presidente Franco es mucho más pintoresco, ya que ayer queriendo explicar del porqué nacen como hongos los surtidores en esa ciudad, el concejal Cesar Darío Benítez admitió que firmó por el dictamen que aprueba un nuevo surtidor a metros de otro, sin haber ido a verificar in situ, y sin saber siquiera que la ordenanza vigente lo prohíbe. Este es el caso del situado en lo que fuera “Fama Hamburguesería” sobre supercarretera, a 200 metros de otro local similar.

En otro caso en Presidente Franco, un surtidor fue autorizado al lado de la Escuela Básica Sagrada Familia, en el Km 4,5 de la avenida Monday. No se llevó en cuenta los intereses de los vecinos, ni de los niños que van a esa escuela. La versión es que cada concejal de Presidente Franco recibió G. 8 millones cada uno para aprobar la instalación de este surtidor. Lo cierto es que en ambas ciudades, decenas de surtidores nuevo se yerguen, y los concejales aumentan la capacidad de sus bolsillos, en detrimento de la población.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más leidas

Salir de la versión móvil