REGIONALES

Prieto y su abogada dicen que juicio por difamación “es un capricho”

Publicado hace

día

Esta postura la sentaron en la audiencia de reposición fijada por la juez penal de Liquidación y Sentencias Zunilda Martínez Noguera, en el marco del juicio oral fijado para la semana pasada pero que fuera pospuesto para el mes de diciembre.

El aplazamiento fue dispuesto en virtud a un certificado médico de dudoso contenido, que fuera presentado por la abogada Gilda Portillo, defensora del intendente de Ciudad del Este.  En principio se publicó que quien presentó el certificado de reposo era el intendente Miguel Prieto, pero en realidad fue su abogada, Gilda Portillo.

La representación legal del querellante, el periodista Héctor Guerín, director de radio Concierto, solicitó que la magistrada fije una fecha más cercana para el juicio oral y público en el marco de la querella que promovió contra Miguel Prieto Vallejos por difamación y calumnia, ya que inicialmente prevista para el lunes 19, el juicio fue pospuesto para mediados del mes de diciembre.

Al responder al pedido del querellante, Prieto señaló en la audiencia que el pedido de adelantamiento “era un mero capricho” del querellante. El Tribunal Unipersonal no dispuso la verificación in situ de la veracidad del estado de salud de la abogada de Prieto Vallejos.

El reposo presentado por su abogada para diferir el juicio oral está firmado por la PEDIATRA y médica de familia Graciela Sosa Arévalos, con RM 6796, y tiene sello del Hospital Distrital de Presidente Franco. Supuestamente la profesional está aquejada de una dolencia bronco respiratoria.

Más leidas

Salir de la versión móvil